Género y Diversidad: un enfoque de los Derechos Humanos

La Plata, 06/10/18. El lunes se llevó a cabo en las instalaciones de la Escuela de Cadetes "Baltasar Armando Iramain", un conversatorio sobre “Género y Diversidad: un enfoque de Derechos Humanos”, dirigido a los agentes que se hallan realizando el Curso de Perfeccionamiento para Alcaides Mayores del Servicio Penitenciario Bonaerense.

 

El mismo fue coordinado por la Dirección de Políticas Institucionales del SPB, a cargo de Valeria Sampayo y lo brindó Alan Otto Prieto Asesor del Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Santiago Cantón.

Al examinar el proceso histórico de instalación de los aspectos de género en la Agenda del Desarrollo y la Cooperación Internacional, se revalida un trascendental progreso que ha autorizado pensar la igualdad entre mujeres y hombres como objetivo y estrategia de desarrollo, así como parte integral de los derechos humanos fundamentales.

La desigualdad entre hombres y mujeres ha constituido la Agenda Internacional desde los años setenta. Tal es así,  que a la fecha hubo cuatro Conferencias Internacionales de la Mujer: la primera en 1975, en la Ciudad de México con el lema “Igualdad, Desarrollo y Paz”; la segunda, en Copenhague en 1980; la tercera, en Nairobi en 1985 y, la cuarta, en Beijing en 1995 donde se celebró la Conferencia más reveladora. En ella se compendió toda la actividad realizada a lo largo de cinco décadas y cuyos exámenes se han producido en el año 2000 (Beijing +5) y en el 2005 (Beijing+10), concordando con la primera revisión de la Declaración del Milenio.

Compone, por tanto, la Conferencia de Beijing, su Declaración y la Plataforma para la Acción en ella amparada el referente de política internacional general más trascendental respecto a la agenda de género en el desarrollo y la cooperación internacional. Fue en los noventa cuando se originó el progreso concluyente para la conceptualización del término “género” y su relación con el desarrollo y, así, con las prioridades internacionales.

En este encuentro, y conforme las actividades de sensibilización en la temática que lleva adelante el Ministerio de Justicia junto a la Secretaría de Derechos Humanos, reflexionaron sobre los factores que condujeron a la evolución del concepto, siendo uno de los más reveladores los que tienen que ver con el propio progreso en el pensamiento de lo que se conciba por desarrollo y su relación con los derechos humanos; concluyendo que la igualdad de género se ha emplazado en la agenda del desarrollo en la medida en que ésta se ha “politizado” circunscribiendo las libertades y la dignidad básica del ser humano, el derecho a la igualdad y a la no discriminación y, así, los derechos humanos como parte constitutiva del propio concepto de desarrollo.

VS/FW