Encuentro por nuevos cambios en el Código Civil de la Nación

La Plata, 18/10/18. Con la irrupción del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación en nuestro país que se extiende en todos los aspectos de la vida en sociedad, que entre otras novedades creó un registro de uniones convivenciales; se desarrolló en el asiento de la Jefatura del Servicio Penitenciario Bonaerense un encuentro entre autoridades del Asesoría General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y del  Registro Provincial  de las Personas.

 

El encuentro estuvo coordinado por la Directora de Políticas Institucionales del SPB,  Valeria Sampayo y participaron la Dra. Marina Manso, Relatora Delegada de la Asesoría General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Natalia Signorelli, Subdirectora Jurídica del Registro Provincial de las Personas, Yamila Epeloa, Jefa Zonal del Registro Provincial de las Personas, Emma Sale, Directora del Centro Coordinador Patronato de Liberados-Servicio Penitenciario, Ramiro Bellusci, Director de Coordinación de Asistencia y Tratamiento, Evangelina Ifran, Jefa de Departamento de Asistentes Sociales y Alberto Márquez, todos ellos de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento y Gustavo Beriay, Delegado  ante el Registro Provincial de las Personas del Patronato de Liberados.

El objetivo principal del encuentro fue dar el paso inicial hacia una propuesta mancomunada para establecer vínculos; constituir nexos de colaboración y asistencia, idear y proponer políticas, planes y proyectos; con la finalidad de gestionar la obtención de distinto tipo de documentación de los/as usuarios/as -privados de libertad o no- y sus familiares; como documento nacional de identidad, partida de nacimiento, inscripción de nacimientos, reconocimiento de hijos, celebración de matrimonio dentro de unidades penitenciarias, entre otras tramitaciones; y esencialmente un plan de capacitación dirigido a los actores fundamentales de esta tarea ineludible que ampara y protege derechos humanos.

Desde la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, se han producido importantísimas modificaciones que afectan considerablemente las funciones del Registro Civil; como por ejemplo en el caso de matrimonio no hay distinciones entre varón y mujer al definir quiénes se pueden casar, de acuerdo al avance de la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario; asimismo se consolidó el concepto de “vida en común” como eje del matrimonio, basado en la cooperación, la convivencia, el deber moral de fidelidad y la obligación de prestarse asistencia mutua. Respecto al Nombre, se elimino el trámite administrativo de autorización de nombre que no se encuentre en la lista oficial y en las Uniones Convencionales apareció una nueva figura y en ella se exigirá como requisitos para su registración, que los convivientes sean mayores de edad, no sean parientes por consanguinidad en línea recta ni colateral hasta el segundo, ni esté registrada otra convivencia y mantengan una convivencia mayor a dos años, pudiendo adjuntar Pacto de convivencia celebrado previamente; entre otras innovaciones.

El acompañamiento del Estado y la importancia de continuar trabajando de manera conjunta con los diferentes Organismos  estatales, surge en razón a que los Estados deben impedir los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos; adoptando medidas positivas para facilitar su disfrute tanto en el plano individual como grupal; y específicamente a las poblaciones vulnerables.

VS