El gran Maestro Dan Rager se despidió de La Plata con dos conciertos Magistrales en la Cámara de Senadores y en la U26

La Plata, 31/10/18.- Con un gran Concierto el domingo en el edificio de la Honorable Cámara de Senadores de 7 y 49 y otro brindado el lunes para internos y personal de la Unidad 26 Lisandro Olmos,  el gran Maestro Dan Rager se despidió de la Ciudad luego de una fructífera semana en la que brindó cursos, charlas y conferencias para profesionales de la música de diferentes estamentos de la zona.

 

El domingo a las 19, Rager dirigió a la Banda de Música del Servicio Penitenciario Bonaerense, en el Salón del Senado de la provincia de Buenos Aires y deleitó al numeroso público presente con interpretaciones de las piezas Gavorna Fanfare de  Jack Stamp; Hounds of Spring (Los sabuesos de la primavera) de Alfred Reed; Irish tune Country Derry de Percy Grainger; Firts Suite in Eb de Gustav Holst; Salvation is Created (La Salvación es creada) de Pavel Tschesnokoff; el pasodoble Amparito Roca, del catalán Jaime Teixidor Dalmau y Folk Song Suite de Ralph Vaughan Williams y finalizaron con un par de bises a pedido del público, uno de ellos la Marcha del The Washington Post, de John Philip Sousa.

En la misma jornada se entregaron certificados del curso para arregladores de banda que contó con asistentes de la Banda de Policía, de la Armada, de Gendarmería Nacional, del Regimiento 7, arregladores de la Escuela de Música de Chascomús, un arreglador de Escuelas Carenciadas de Jujuy, arregladores del gobierno de la Ciudad, estudiantes de composición de la Facultad de Bellas Artes, gente de la Cátedra de Dirección Orquestal  de la misma Facultad y profesores de dirección orquestal, además a los asistentes del curso para intérpretes que dio a la Banda de Música y a algunos alumnos muy avanzados del Conservatorio y del Teatro Argentino.

El lunes desde las 14:30 finalizó la visita a La Plata con un concierto para los internos de la Unidad 26 de Lisandro Olmos. Allí compartió la dirección de la Banda de Música con Raquel Kehoe. La primera parte fue dirigida por el Maestro Rager y la segunda por la directora habitual de los músicos penitenciarios.

Los internos disfrutaron de una tarde diferente y de música de altísimo nivel, Haroldo René quien pinta canas y tiene facha de tanguero, expresó emocionado, “Para nosotros fue un espectáculo maravilloso, inolvidable, que ojalá que se repita, a mí me encanta la música, canto tangos desde que tengo quince años y estoy por cumplir 80, así que si, lo disfruté mucho, mucho”.

Para la directora de la Banda de Música esta fue una semana especial, “logramos algo inédito, que un director de reconocimiento internacional como el Maestro Rager haya venido a trabajar con nosotros fue maravilloso, un sueño, una utopía y estamos muy agradecidos por su generosidad, por haberse interesado en nuestro trabajo, por mencionarnos en su último libro, también estamos muy agradecidos con todos los que colaboraron para que esta semana fuera posible, a las Direcciones Generales, como la de Asistencia y Tratamiento, a José Castillos, a la señora Norma Moracci, a la Dirección de Institutos, a Plácido Eyrale, a la Escuela de Cadetes, a Magno Fabián Giménez Villalba, a Maxi Gullo , al Círculo de Suboficiales Retirados, especialmente a su director Bruno Zugnoni, a la Jefa del Complejo Penitenciario Olmos Norma Puccia y a Andrea Manzolido, directora de la Unidad 26, porque gracias a la colaboración de todos ellos esta semana la Banda se ha convertido en una fuente de irradiación cultural”.

En la Unidad 26 Dan Rager cuenta que es la primera vez que visita una cárcel y que toca para los detenidos, y dijo “Fue un sentimiento agradable trabajar para gente que no tiene la oportunidad de escuchar este tipo de música todo el tiempo”, y agregó “me voy con las ganas de volver, el calor de la gente me va a traer de vuelta”, y destacó a la Banda de Música del SPB  como una de las más particulares de las institucionales en el mundo, por su función social.

T: OJ
F: DC/HC