Monseñor Bochatey oficio una Misa a los Cadetes y el grupo Filo Calla presentó Pesebre Viviente

La Plata, 13/12/18.- El martes 11, a las 18, el Obispo Auxiliar de La Plata, Monseñor Alberto Bochatey, se acercó a la Escuela de Cadetes y ofició una Misa para los estudiantes penitenciarios de primero y segundo año. Luego, a las 19 el grupo de jóvenes católicos Filo Callas realizó una fabulosa representación del Pesebre Viviente con una alta calidad interpretativa actoral, vocal y musical.

 

En su paso por el Instituto formativo, Bochatey, estuvo acompañado por el Capellán General del Servicio Penitenciario Eduardo Lorenzo, el capellán de la Escuela, Carlos Pont Gasques, por el Director General de Coordinación Horacio Falcone, el Director General de Recursos Humanos Guido Gómez, la Directora General de Institutos de Formación y Capacitación y el Subdirector, Norma Moracci y Julio Nuñez, respectivamente; además del Director anfitrión Juan Francisco Eduardo Piorno y sus Subdirectores Magno Fabián Giménez Villalba, Nazarena Oroz y Maximiliano Gullo, entre otras autoridades.

Monseñor Alberto Bochatey se expresó respecto a la relación de la Iglesia con el Servicio Penitenciario, “Desde Jesús en el Evangelio que nos pone como una de la obras grandes de caridad y misericordia para con el que está preso, siempre hemos estado vinculados con el Servicio Penitenciario a través de los Capellanes y de muchos laicos que también viven la vida de la Iglesia, así que poder celebrar la Eucaristía en el egreso de los Cadetes es también un gesto de poner a Dios en la carrera, poner a Dios en medio de las relaciones humanas y profesionales de los futuros funcionarios, y fundamentalmente,  les digo a ellos que no han abrazado una profesión más, no se es penitenciario como quien puede ser colectivero o cualquier otro profesional, entonces aquí hay que buscar la motivación de la vocación y animarse a vivir en profundidad la dimensión humana que tiene esta profesión y la dimensión de misericordia que tiene que tener hacia esa persona que a lo mejor ha cometido errores graves, pero que merecen tener una palabra de esperanza y un testimonio de personas que tienen valores y pueden vivir y ser felices desde otro ámbito”.

Luego de la Misa, más de 40 jóvenes integrantes del grupo católico Filo Calla, entre los que se encuentran magníficos cantantes, músicos y compositores, además de bailarines, realizaron la representación de varios pasajes de la Biblia que tienen que ver con los momentos previos a la concepción del Niño Jesús, el Nacimiento y los primeros días del Salvador.  

Cada momento fue acompañado por una orquesta que es parte del grupo que le da marco musical a cada representación.

Los cadetes, como el resto del público presente, se vieron sorprendidos por la calidad de lo presenciado ya que nadie esperaba el nivel de una verdadera comedia musical con grandes artistas barriales de la ciudad de La Plata, que arrastran un bagaje de experiencia internacional ya que han presentado sus obras en Polonia y en Brasil en los últimos encuentros internacionales de la Juventud, y se están preparando para concurrir al próximo que es en Panamá.

T: OJ
F: HC