“Reanimación Cardiopulmonar y Primeros Auxilios” para personal de Seguridad

La Plata, 21/12/18.- Continuando con las actividades desarrolladas en el marco de las políticas de formación del Personal Penitenciario que impulsa el Ministerio de Justicia Provincial, se llevó a cabo una capacitación en “Técnicas de Reanimación Cardiopulmonar y Primeros Auxilios” dicada por el Instructor Nicolás Catania de la Dirección de Protección Civil dependiente de la Municipalidad de La Plata.

 

La gestión y coordinación de esta capacitación estuvo a cargo de la Directora de Vinculación, Gestión y Planificación de Políticas Institucionales, Valeria  Sampayo juntamente con el Jefe de Departamento Armamento Cristian Ribnikov dependiente de la Dirección General de Seguridad.

Con la premisa de “Dos Manos Salvan Una Vida” se llevó a cabo en dicha dependencia la capacitación basada en los protocolos internacionales más recientes en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y Primeros Auxilios para todo el personal que estuvo acompañado también por el Director de Logística Raúl Gómez.

El conocimiento de dicha técnica es indispensable para salvar vidas en numerosas emergencias, entre ellas, un ataque cardíaco o cuasi ahogamiento, cuando se detienen la respiración o los latidos del corazón de una persona, poniendo en práctica un conjunto de maniobras temporales y normalizadas voluntariamente destinadas a asegurar la oxigenación de los órganos vitales cuando la circulación de la sangre de una persona se detiene súbitamente, independientemente de la causa del paro cardiorrespiratorio. Esta puede mantener el flujo de sangre oxigenada al cerebro y otros órganos vitales hasta que un tratamiento médico pueda restituir el ritmo cardíaco normal. Se ha expuesto que cuando la RCP es puesta en práctica por personas capacitadas en la técnica y se comienza al cabo de pocos minutos tras el paro cardíaco, estos procedimientos pueden ser efectivos en salvar vidas humanas.

En este sentido, Cattania expresó: “Cada minuto que pasa una persona sin recibir ningún tipo de asistencia durante un paro cardiorrespiratorio representa un 10% menos de posibilidades de que sobreviva o que posea altas probabilidades de tener secuelas permanentes”, y continuó “es una técnica ‘solidaria’ que puede ser el factor clave entre la vida y la muerte, ante una situación crítica, van más allá de efectuar una simple maniobra de reanimación, son conocimientos que tienen que ver con identificar el estado de la persona que debe recibir asistencia y saber cómo actuar ante la emergencia. Las compresiones se tienen que hacer en el centro del pecho con el talón de la mano. Se traban los codos para ejercer fuerza y para ser eficaz se deben bajar cinco centímetros desde nivel del pecho. Esto debe ser a un ritmo de 100 compresiones por minuto y cada 200 compresiones debe cambiar la persona que realiza la maniobra, para mantener un ritmo acorde”.

 

 VS/FW