Capacitación para salvar vidas

Lisandro Olmos, 01/04/19.- En el Centro de Capacitación y Reentrenamiento Permanente del Personal Penitenciario “Suboficial Mayor Cipriano Juárez”, se realizó una capacitación teórico-práctica en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y Primeros Auxilios.

 

La temática presentada se centralizó en el aprendizaje de los procedimientos a desarrollar ante la manifestación de disímiles tipos de heridas, con materiales alternativos y específicos para cada escenario; protocolos de emergencia, desmayos, epilepsias, quemaduras, traumas, y primeros auxilios en personas mayores, niños y bebes, las diferentes formas de emplear la RCP y el uso del DEA.

La jornada estuvo a cargo del instructor Nicolás Catania de la Dirección de Protección Civil dependiente de la Municipalidad de La Plata. La actividad fue coordinada por la Directora de Vinculación, Gestión y Planificación de Políticas Institucionales, Valeria Sampayo, junto con la Directora del Centro de Capacitación, María Lujan Arbe, y el Secretario del Establecimiento, Adrián Mendoza.

La capacitación estuvo dirigida al personal penitenciario que finalizó recientemente el “Curso de tirador”, todo ello en el marco de las capacitaciones permanentes impulsadas por el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires y la Jefatura del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Los agentes se mostraron muy agradecidos por la jornada de capacitación y coincidieron en destacar la importancia que tiene para ellos, las personas privadas de su libertad y la sociedad conocer las técnicas de RCP y primeros auxilios. Uno de los alumnos subrayó que “esta capacitación contribuye al desempeño de nuestra función ya que en nuestra labor puede acontecer una situación límite y es necesario conocer como actuar".

Por su parte, el instructor Nicolás Catania expresó que “es imprescindible saber cómo actuar ante una emergencia ya que coexisten disímiles etapas ante una situación de riesgo y todas son substanciales. La vida de una persona que tiene un paro cardíaco puede estar ligada en numerosas ocasiones a que se emplee sin equívocos la técnica de RCP, respetando el número de compresiones y la respiración boca a boca, hasta que arribe la ambulancia”. Por último, Catania destacó que “las probabilidades de sobrevivir de una persona que sufre ese tipo de accidentes es de un 70 por ciento si se procede antes de que llegue al lugar el servicio médico de emergencia. Todas las personas pueden colaborar para salvar vidas, sólo hay que aprender la técnica”.

VS/MG