Animan a emprendedores a colaborar en la resocialización de los internos

La Plata, 16/04/19.- En el lanzamiento de la Cuarta edición del Programa “Usina de ideas”, que organiza la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), participaron funcionarios de la Dirección de Promoción e Inclusión Sociolaboral del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), para invitar a 200 emprendedores a que se sumen con sus proyectos a las capacitaciones y talleres de oficios que se llevan adelante en las cárceles bonaerenses.

 

El encuentro fue la semana pasada en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP donde se congregaron los emprendedores quienes presentaron sus proyectos, de los cuales 15 de ellos serán seleccionados para recibir asesoramiento y un apoyo económico para su desarrollo. 

El funcionario penitenciario, Marcos Di Lorenzo, comentó que “fuimos invitados por la Universidad para presentar y dar a conocer las capacitaciones y talleres que se desarrollan en las cárceles de toda la Provincia”. 

Al respecto Di Lorenzo destacó que “encontramos una muy buena recepción por parte de los emprendedores para trabajar con la institución y colaborar en la reinserción de los internos. En ese sentido los alenté a dictar capacitaciones y tener en cuenta a los internos que pronto recuperarán su libertad para sus negocios y emprendimientos”.

La Universidad Nacional de La Plata y el Servicio Penitenciario Bonaerense trabajan hace tiempo en conjunto producto de un convenio marco firmado entre la institución educativa y el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires. 

Por su parte, Leandro Caamaño, agente que ofició como nexo entre la Dirección de Promoción e Inclusión Sociolaboral y Usina de Ideas, adelantó que pronto se va a firmar un convenio entre ambas entidades para trabajar en conjunto en áreas productivas y de capacitación a internos entre otras cosas”. 

Caamaño ganó con JUAGA, un emprendimiento propio, la convocatoria de Usina de Ideas en 2018. El proyecto contempló la elaboración de carteras y bolsos a partir de productos reciclados en distintas cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense.