Taller mixto de producción radiofónica

Florencio Varela, 31/10/19.- Desde el mes de agosto se desarrolla una nueva actividad en el Complejo Varela con marcada participación de la U-31 del mismo. Siempre con el norte puesto en la reinserción social definitiva de los penados como fin último en la ejecución de las penas privativas de libertad. Este taller de Radiofonía mixta, forma parte también de las diversas estrategias tratamentales que la institución pone al alcance de la población carcelaria con la meta antes descripta.

 

La idea surgió del Jefe de Complejo Penitenciario Florencio Varela Hugo Piedrabuena, del Secretario Pablo Méndez, del director de la U-31 Oscar Saravia, el director de la U-24, Sebastián Romero y Pablo Vera, director de la U-54, todos establecimientos carcelarios pertenecientes a dicho complejo F. Varela; y principalmente de su Tallerista, funcionaria responsable, quien se encuentra a cargo y dicta el pertinente curso, la Sra. Marcela Altamirano, que se halla culminando (ya en el último año), la carrera de Profesorado en Comunicación Social y Licenciatura en Comunicación Social de la U.N.L.P.

El taller es dictado a través de la Dirección de Política de Inclusión Educativa y Formación Laboral dependiente del Ministerio de Justicia, un área específica de la cual su responsable es el Dr. Ariel Rondan quien por resolución ministerial aprobó la implementación de este novedoso Taller Mixto de Producción radiofónica para personas privadas de su libertad ambulatoria.

El taller consiste en la producción de enlatados de radios universitarias y comunitarias, como por ejemplo FM Resistencia (103.9) de la ciudad de la Plata; cumpliendo diferentes roles en lo que refiere a un espacio radial, donde aprenderán y se desarrollaran como operadores. También el taller cuenta con una parte teórica, que les facilita a los prisioneros, el poder armar guiones de entrevistas que se desarrollaran en cada programa. Por otra parte también se está trabajando en la producción de graficas (notas periodísticas), con la idea de que al finalizar el año en curso, lograr confeccionar una revista grupal  de las unidades que participaron; que son la U-31, U-24 y U-54 de F. Varela.

El taller se dicta todos los días martes de 09:00 a 12:45 hs. en el C.E.U. Eduardo Pimentel de la U-24, con un total de 20 internos de ambos sexos, y de 13:00 a 16,30 horas en la U-31, en la Comunidad Educativa Universitaria o Centro de Estudiantes Universitarios, profesor “Juan Miguel Scatolini de la U-31, con un grupo mixto de 40 personas. – Las internas se encuentran alojadas en la U-54 y concurren un grupo en horas de la mañana a la U-24 y otro grupo en horas de la tarde a la U-31.

Marcela señaló que “La Educación es la mayor herramienta de inclusión y que es importante devolver las voces a quienes se encuentran privados de su libertad, dado que fomenta sus valores en lo personal; voces que no deben silenciarse, sino que por lo contrario deben visibilizarse, ya que también forman parte de la sociedad; que la realidad social no es ajena en esos ámbitos y poder lograr romper con los prejuicios; que en las cárceles no todo es violencia, sino que por el contrario se fomentan e incentivan entre ellos las actividades educativas y culturales, y se cuenta con grupo de pares de diferentes niveles educativos, por lo que quienes están atravesando el ámbito universitarios hacen de gran aporte para que los otros adquieran mayores y mejores herramientas superadoras”.

En las unidades del Servicio Penitenciario se realizan diferentes talleres como este del Complejo Varela, en los cuales muchos internos/as logran tener una visión diferente sobre la realidad que viven a diario. En estos espacios los prisionizados se liberan a pesar del contexto de encierro, y empiezan a sentir en un escenario que los hace rústicos. Empiezan a entender que la vida del otro vale, que todos somos distintos, únicos, diferentes, pero igual de importantes para la sociedad, que todos cumplimos un rol dentro de una misma sociedad en la que formamos parte, y eso quizá le generaba cierto miedo, cuando comienzan a notarlo, sentirlo, a tener conocimiento, a tener diálogo con las talleristas que te muestran que hay otras cosas muy lindas, que todos somos distintos, pero útiles, importantes y sobre todo que existen nuevas posibilidades, que no todo esta perdido. Estos talleres te invitan a repensar y replantearte situaciones circunstancias por fuera del ambiente de la cárcel.

Con el objetivo de promover prácticas dialógicas en situaciones cotidianas en contextos de encierro; diversas experiencias de comunicación, situaciones de diálogo y de reconocimiento del otro como semejante; se desarrolla este hermoso Taller Mixto De Producción Radiofónica

Las talleristas, cuando cruzan la puerta de la cárcel para coordinar los encuentros se transforman en arquitectas que construyen con otros, personas, a través de las palabras. Y se puede observar en estos los procesos de construcción grupal, lo que se va pudiendo crear a partir de dicha elaboración, esa construcción está vinculada fundamentalmente a la escucha, a la posibilidad de tomar la palabra, de hablar en nombre propio; de apropiarse de recursos simbólicos que permitan decir y hacer de modos distintos a los habituales. A medida que se van dando los encuentros, se empieza a generar un vínculo y pasan “cosas”, se crea un espacio donde aparecen otras formas posibles de comunicar y de relacionarse y donde también se lleva a cabo el ejercicio de la libertad. – Se busca generar espacios donde pueda circular la palabra, donde puedan darse otros modos de simbolización, donde pueda haber lugar para escuchar al otro. Intentando que a partir de estas condiciones, las personas puedan desarrollar modos diversos de expresión y de creación, además de la posibilidad de desarmar prejuicios y de pensar y deshacer en alguna medida la repetición. Y se observa que existen posibilidades liberadoras a pesar del encierro; y que esas posibilidades no se condensan en grandes relatos ni en historias grandilocuentes sino en experiencias de vida singulares que muchas veces pasan incluso desapercibidas, pero que están presentes en historias.

Por el marcado éxito y los grandes resultados que van obteniéndose el próximo venidero año esta propuesta continuaría y se ampliaría al resto de los establecimientos del Complejo Varela, dictándose para un número mayor de detenidos/as y la posibilidad de que otras personas logren vivencias y experimentar este mundo diferente de la radiofonía y extenderlo de igual modo al mundo exterior a través de otra nueva reproductora radial.