Más de 80 agentes se capacitaron en Reanimación Cardio Pulmonar y Primeros Auxilios

Lisandro Olmos, 28/11/17 El pasado lunes, en las instalaciones de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE) del Servicio Penitenciario Bonaerense, 84 agentes penitenciarios se capacitaron en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y Primeros Auxilios.

 

La capacitación fue coordinada por la Dirección General de Seguridad del SPB, a cargo del Lic. Gustavo García, y la directora de la Dirección de Vinculación, Gestión y Planificación de Políticas Institucionales, Dra. Valeria Sampayo; de la misma participaron el Director de la DOE Cristian Ribnikov y el Director de Cinotecnia Gabriel Cejas.  Dicho encuentro estuvo a cargo de Matías Tombazzi, instructor especializado de la Dirección de Protección Civil dependiente de la Municipalidad de la Plata.

A lo largo de una jornada intensiva, personal de la DOE, de la Dirección de Cinotecnia y de distintos establecimientos que se hallaban realizando el Curso de Guía de Canes de Seguridad, adquirieron conocimientos teóricos y prácticos sobre cómo actuar frente a casos de emergencia. 

El encuentro se llevó a cabo con la premisa que el personal adquiera conocimientos en la materia a la hora de tener que proceder en cualquier hecho de urgencia que lo requiera, como reconocer y responder ante una emergencia, revisar y atender a una persona enferma o lesionada, como mover a una persona enferma o lesionada, como realizar maniobras de RCP en víctimas adultas, niños y lactantes, como realizar maniobras de alivio de asfixia en adultos, niños y lactantes conscientes, como desobstruir la vía aérea en personas inconscientes, etc.

El RCP es una técnica que se pone en práctica cuando una persona deja de respirar súbitamente, el objetivo es reestablecer la capacidad respiratoria y la actividad del corazón del individuo. La finalidad es que se puedan minimizar daños irreversibles en el cerebro y hasta evitar la muerte.

Esta actividad se enmarca dentro de las acciones de capacitación continua que se impulsan desde el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires y la Jefatura del Servicio Penitenciario Bonaerense para dotar a los agentes de herramientas profesionales que se complementen con los conocimientos ya adquiridos para un mejor desarrollo de sus tareas diarias.