Construyendo con Quimey, la docente platense que cambió de género

La Plata, 06/12/17. En la Jefatura del servicio Penitenciario Bonarense y en el marco de sumar actores y visiones que puedan aportar diferentes fuentes de experiencia, generar redes, de una forma heterogénea e inclusiva concientizando en el respeto por la diversidad y la Ley de Identidad de Género; se llevó a cabo un encuentro entre la Directora de Políticas Institucionales Valeria Sampayo y Quimey Sol Ramos, la docente platense que cambió de género.

 

La población trans que se halla en contexto de encierro fue la que convocó al encuentro para coordinar proyectos fundados en las temáticas de género y diversidad sexual, la sensibilización y capacitación sobre la Ley de Identidad de Género, el reconocimiento y la inclusión cultural.

Quimey es la primera docente Profesora de Inglés que visibilizó su cambio de identidad de género en el ámbito educativo, y fueron sus alumnos y alumnas de la escuela primaria en la que dicta clases, las que les dijeron “Hola Seño”,  legitimando su identidad.

No hubo prejuicios ni rechazos, sólo niños y niñas que aceptan y construyen con el otro, sin mirar ni cuestionar si sos hombre o mujer o trans. Un “yo sí pude”, “una historia de voluntad”, una alternativa para que historias como éstas puedan despegarse del abanico que va de lo heroico y lo tétrico a la hora ser narradas, fue lo que Quimey sintió, significó y puso en palabras.

El respeto y reconocimiento pleno de los derechos humanos de las personas trans, deben trascender la esfera de lo formal y convertirse en garantías operativas, adaptadas a las diferentes realidades de las personas trans en cada región, que les permitan desarrollar en pleno sus potencialidades, ejercer sus derechos acorde a su identidad de género y que no constituya impedimento para ocupar puestos dentro del mercado laboral formal. Los Estados de la región tienen el compromiso de adecuar sus marcos normativos, dejando atrás la cisnormatividad brindando igualdad de oportunidades para todas las personas.

Por ello hubo un compromiso de llevar adelante acciones de forma mancomunada para adoptar medidas que incluyan de manera trasversal la perspectiva de identidad de género en las políticas públicas que buscan contrarrestar los círculos de pobreza y exclusión que afectan a personas trans. Entre otras cosas, tales medidas incluyen el reconocimiento de la identidad de género de forma sencilla, expedita y no patologizante, así como la protección de las conductas en el ejercicio de dicha identidad, lo cual debe ser extensivo a los distintos aspectos de la vida de la persona, en ámbitos como educación, salud, trabajo y vivienda; tarea netamente tratamental que nos incumbe en nuestro accionar. 

VS/RG