Comenzó el curso de formación profesional “Promotor de Derechos de la Niñez y Adolescencia en Contextos de Encierro” para funcionarios del SPB

Bahía Blanca, 04/05/18. Por primera vez en la provincia de Buenos Aires, se desarrolla el curso denominado Promotor de Derechos de la Niñez y Adolescencia en Contextos de Encierro, bajo certificación de formación profesional expedida por la Dirección General de Cultura y Educación para funcionarios abocados a las tareas de asistencia y tratamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense.

 

El curso se dicta en las instalaciones del Centro de Estudios Penitenciarios del Sur, sin costo para el personal penitenciario y otorgará una certificación oficial. Entre sus contenidos, abarca temas que atraviesan la labor penitenciaria, por ello el equipo de docentes compuesto por autoridades judiciales en minoridad, niñez y adolescencia municipal y educación inicial de la zona, coordinado por la Lic. Sandra Reñones, docente CFP, expondrán temáticas abiertas a otros agentes interesados como: “Mediación como una herramienta de cambio”, “Vinculación del fuero penal juvenil en la labor penitenciaria” y  “Sistema integral de promoción de derechos”, debiendo los interesados comunicarse con el Centro de Estudios Penitenciarios del Sur.

La capacitación se concretó mediante Res-2018372-GDEBA-SPBMJGP, emanada por la Dirección General de Coordinación y bajo la propuesta del Centro de Estudios Penitenciarios del Sur, dependiente del Centro de Capacitación y Reentrenamiento Permanente del Personal Penitenciario, y en continuidad con la acciones en post de profesionalizar al personal, de acuerdo a directivas emanadas por la Dirección General de Institutos de Formación y Capacitación.

Bajo la inédita resolución de la DGCyE se destaca que “resulta imprescindible formar a los trabajadores en la detección de situaciones de vulneración, abordaje y facilitación de la remoción de obstáculos que permitan el acceso a los derechos que asisten a niños, niñas y adolescentes…los efectos de estas transformaciones se sienten con más fuerza en los sectores de la población más vulnerable, como son los niños/as y adolescentes y las mujeres internadas dentro de los Establecimientos Penitenciarios. Las mujeres en contexto de encierro pertenecen a uno de los grupos sociales más vulnerables de la población. Las estadísticas indican que estas mujeres han padecido, en distintas etapas de su vida, marginación social, cultural, laboral y en especial educativa, no solo por el delito que cometieron, sino también por no cumplir con el rol socialmente establecido para ellas”.

Asimismo, señala que “Los destinatarios del curso de Formación serán todas los funcionarias penitenciarias que se encuentren trabajando o quisieran trabajar con la situación de la niñez en riesgo, brindándoles una metodología de abordaje y una sólida formación conceptual que permita generar herramientas que faciliten la inserción social, la vinculación intra y extra muros, construyendo espacios de intercambio, reflexión, culturales y sociales que contribuyan a este fin” y que “Las promotoras en su interacción facilitarán sus posibilidades de crear proyectos de vida. La educación, en tanto derecho humano, auspicia la construcción y el “religar” a la persona encarcelada con la ciudadanía”.

JN/FW