Con la presencia del ministro de Justicia, se llevó a cabo el encuentro de capellanes del SPB

La Plata, 08/05/18. Ayer por la mañana, se llevó a cabo el encuentro de capellanes que dependen del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), a fin de realizar un balance y de coordinar las tareas que la pastoral carcelaria realiza en las Unidades.

 

Convocado por la Capellanía General de la fuerza, a cargo de Eduardo Lorenzo, la convención contó con la presencia del ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, del jefe del SPB, Xavier Areses, del presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Penitenciaria, monseñor Juan Carlos Ares, del  obispo auxiliar de la Arquidiócesis de La Plata, Alberto Bochatey y de los párrocos y religiosas de todos los penales bonaerenses.

La jornada se realizó en el Círculo de Oficiales con el objetivo de presentar el programa que busca la colaboración de los fieles católicos en la misión de lograr la reinserción social de quienes se encuentran privados de libertad. En este sentido, Lorenzo explicó: “La Iglesia puede ayudar a hacer más liviano el cumplimiento de la pena, haciéndole saber a los internos que hay una sociedad que quiere que ellos cambien. Por eso, vamos a pedirle a los laicos que se acerquen y colaboren con su amor cristiano y con sus habilidades”.

Atentamente, Ferrari y Areses, escucharon las exposiciones de los religiosos y, luego, intercambiaron ideas y opiniones. “Comprendo el esfuerzo que realizan, y como gestión, queremos apoyarnos en el trabajo de la pastoral carcelaria y de ustedes como capellanes, porque nos parece central la tarea de la Iglesia en las cárceles”, dijo el titular de la cartera de Justicia.

Tras agruparse en equipos de trabajo, los presentes expusieron las actividades que realizan en las Unidades, destacando cuestiones positivas y analizando aquellas que podrían mejorar de cara al futuro. Para finalizar, los eclesiásticos compartieron un fraternal almuerzo.

T: MTD
F: LO