Capacitación en perspectiva de género y diversidad

Lisandro Olmos, 02/01/19.- Visibilizando y concientizando sobre políticas públicas de igualdad y transversalidad de la perspectiva de género, tuvo lugar un taller denominado “La perspectiva de género y la diversidad como herramienta de análisis de las desigualdades de género” destinado al personal que se encuentra realizando el Curso de Perfeccionamiento para Sargentos y el Curso de Guardias en el Centro de Capacitación y Reentrenamiento Permanente para el Personal Penitenciario “Suboficial Mayor Cipriano Juárez”.

 

El mismo  fue coordinado por la Directora de Políticas Institucionales, Valeria Sampayo, autoridades del establecimiento y  estuvo a cargo de  Alan Otto Prieto, asesor del Secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón.

La perspectiva de género y la diversidad como instrumento de observación de las desigualdades de género, se proyectó como una estrategia útil para beneficiar la aplicación del principio de igualdad entre mujeres y varones. Reflexionándose sobre una cultura hacia la igualdad y no discriminación de las orientaciones/preferencias sexuales; los conceptos de género, igualdad, equidad, derechos y desarrollo humano, como asimismo el análisis de género de las desigualdades de mujeres y hombres se  distinguieron e internacionalizaron desde las desigualdades de género en el desarrollo humano.

Comprender la construcción del género como proceso sociocultural, es promover la transversalización de la perspectiva de género y diversidad sexual para el efectivo ejercicio de los derechos económicos, sociales, políticos y culturales de las personas, y de todas las personas discriminadas por su identidad sexo-genérica; por ello el objetivo de la integración de la igualdad de género es transformar las estructuras sociales e institucionales desiguales en estructuras iguales y justas para los hombres y las mujeres. 

El género, por ello, es una construcción social efectuada a través de representaciones culturales de la diferencia sexual, a la que se concibe como producto social y no de la naturaleza; por ello la responsabilidad de poner en marcha la estrategia de la transversalización se amplía a todo el sistema y permanece en los niveles más altos dentro de los organismos.

"Es una estrategia para convertir las preocupaciones y las experiencias de las mujeres y los hombres en una dimensión integral del diseño, implementación, monitoreo y evaluación de las políticas y programas en todas las esferas políticas, económicas, y sociales para que las mujeres y los hombres se beneficien igualmente y la desigualdad no se perpetúe", destaca el Consejo Económico y Social, Naciones Unidas, 1997.