Agentes de la Dirección General de Institutos de Formación y Capacitación recibieron el diploma de ascenso

La Plata, 03/12/19.- En el parque de la Capilla Virgen del Carmen, ubicada en la Escuela de Cadetes, se entregaron más de 60 diplomas bendecidos al personal recientemente ascendido de la Dirección General de Institutos de Formación y Capacitación.

Acompañados por camaradas, amigos y familiares que estuvieron incondicionalmente en el camino de la carrera penitenciaria, los ascendidos compartieron su merecido reconocimiento por el trabajo, compromiso y responsabilidad.

Presidió la ceremonia la Directora General de Institutos de Formación y Capacitación, Norma Moracci, junto al director de la Escuela de Cadetes, Magno Fabián Giménez Villalba. También estuvieron presentes la directora del Centro de Capacitación y Reentrenamiento Permanente del Personal Penitenciario, María Lujan Arbe; la directora de la Banda de Música, Raquel Kehoe; la directora de Carrera Penitenciaria, Marcela Venderge; el director de Educación Física, José Seoane; y el director de Estudios Penitenciarios, Sergio Vázquez, entre otras autoridades.

La jornada comenzó con la entonación del Himno Nacional Argentino. Luego, el capellán de la Escuela, José Segovia, realizó una oración de Acción de Gracia y bendijo los diplomas de los ascendidos.

Una vez entregados los reconocimientos, la directora general Norma Moracci, hizo uso de la palabra, haciendo extensivo el saludo y las felicitaciones del ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, del subsecretario de Política Penitenciaria, Matías Quiero, del jefe del Servicio, Xavier Areses, del subjefe, Horacio Falcone, y de los integrantes de la Plana Mayor. “Hoy es un día especial en su carrera institucional porque reciben una nueva jerarquía, un día que va a quedar en su memoria por lo que significa para ustedes y para sus familias. Todos sabemos lo que representa, la expectativa que genera y los sacrificios que conlleva lograrla. La entrega que realizamos y que nos ha emocionado profundamente es un acto simbólico, pero involucra un cúmulo de sentimientos”, expresó la directora general de Institutos de Formación y Capacitación.

Al finalizar la ceremonia, el personal compartió un brindis con la familia y las autoridades.  

CS/MTD